Descripción del Blog

En esta página encontrará el encabezado con imágenes referentes a la ecología, debajo las publicaciones y en el margen derecho un buscador dentro del blog, botones de las redes sociales sociales, controles para ampliar o reducir el tamaño de letra, un formulario de contacto, luego las publicaciones más vistas, una caja de texto para suscribirse ingresarlo tu dirección de correo electrónico, una encuesta mensual que nos gustaría que respondas, las etiquetas para encontrar más fácil las publicaciones que te interesan y por último el contador de visitas al pie. Gracias por visitarnos!
La distribución de la página tiene el título, introducción, varias noticias y en el margen derecho encontrará una encuesta mensual que puede responder, los gadget para compartir nuestro sitio en las distintas redes sociales y un contador de visitas al pie.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Navidades Verdes! 6 Ideas de regalos ecológicos

Manos a la obra!

Se acercan las fiestas navideñas y las entregas de regalos. Quizá es el momento de sorprender a la familia y los amigos con unos obsequios diferentes, además de muy respetuosos con el medio ambiente, que todos agradecerán. Te presentamos seis propuestas de regalos ecológicos.

Imágen de Papa Noel vestido de verde entre regalos y estrellas verdes


La personalización de los regalos hechos a mano

¿Hay algo más bonito que recibir un obsequio totalmente personalizado, que haya sido elaborado pensando en nosotros y tan exclusivo que nadie en el mundo lo tiene igual?
Este tipo de regalos serán muy bien aceptados por parte del receptor, con la misma utilidad.

Un posible obsequio serán las velas de cera de gel, las cuales se pueden confeccionar en casa añadiendo una fragancia natural, colorante del tono deseado y adicionales como conchas de mar, figuritas o arena.


También es posible hacer un cuaderno o agenda a partir de papel y cartón reciclado, decorándolo a nuestro gusto y encuadernándolo después. 

Otra opción son los bolsos de tela, confeccionados a partir de retazos que hayan sobrado. Sólo hay que cortar la tela en dos rectángulos idénticos, coser éstos por los laterales y por la parte inferior y hacer una tira de la misma tela, cosiendo cada extremo de la misma a cada cuadrado. Después, pintar y personalizar con un nombre o dibujo que prefieran o bien con motivos navideños.


Foto de bolsas de tela ecologicas decoradas con motivos navideños


Si la persona agasajada se define como amante de la botánica, te proponemos esta idea: compra semillas de las flores y plantas más originales y raras que existan. Tulipanes negros, rosas azules, orquídeas… Guárdalas todas en pequeñas bolsas de tela y ciérralas con una cinta o lazo. Si además incluyes una guía básica de cómo plantarlas, el acierto es casi garantizado. O bien puedes fabricar mini macetas con un molde y yeso y colocar suculentas, son vistosas y a los amantes de las plantas les va a encantar.


Foto de plantines de suculentas en pequeñas macetas tipo souvenir

Otra idea es comprar una cesta de bambú y llenarla de un rico surtido de alimentos orgánicos. Cubre la cesta de un tejido elegante y transparente, como tul o similar, y sella nuevamente con un lazo. Utilidad y originalidad en la misma cesta.

Si quieres trabajar un poquito más tenemos la opción de tejer unos divertidos muñequitos/adornos en crochet, para decorar en estas fiestas. Demostrarás todo el esfuerzo y dedicación que le has puesto y serán excelentemente recibidos desde los más chicos a los más grandes.

Foto de Corazones rojos y verdes tejidos en crochetFoto de Adornos de Papa Noel y Anciana tejidos en crochet


A la hora de construir regalos ecológicos, intenta elegir materiales reciclados, como papel o vidrio, y reutiliza todo lo que puedas.

También en la tienda es posible encontrar geniales regalos para agradar a la persona que va a recibirlo. Recuerda que los objetos hechos de bambú, cáñamo y materiales reciclados serán siempre los más ecológicos. Para los textiles, elige siempre algodón orgánico.

El papel de envolver: poca utilidad y mucho gasto

Una vez hayas escogido tu regalo ideal, conviene saber con qué envolverlo. Los papeles de regalo resultan poco prácticos (sólo cumplen la función del adorno y siempre acaban en el cesto de la basura). Ve un paso más allá y confecciona tu envoltorio a partir de revistas viejas o papel reciclado que puedes adornar con un bonito jaspeado.
Para jaspear un papel, se necesita cola de pegar, un recipiente plástico y, al menos, tres colores de pinturas con base aceitosa- como, por ejemplo, los óleos. Una vez dispuesto el pegamento en el recipiente, se arrojan pequeñas gotas de cada color a la misma y se mezcla un color con otro con la ayuda de un palillo largo. Después, coloca el papel boca abajo para dejar secar más tarde. Con esta idea, no sólo obtendrás el envoltorio más original de la fiesta, sino que puedes aprovecharla para teñir cubiertas de cuadernos, portadas de CDs, lápices y todo lo que se te ocurra.


Foto de regalo envuelto con papel madera y periódico

Por último, existe igualmente la opción de usar un bonito chal o pañuelo para envolver el obsequio. Uno de los envoltorios más sorprendentes, al ser un regalo en sí mismo. Y es que, a la hora de regalar, también se puede ser ecológico.

Como verás no es necesario gastar demasiado dinero para hacer buenos regalos, con un poco de ingenio y ganas se pueden regalar cosas muy lindas y útiles; y sobre todo siempre preservando el medio ambiente. 

Puedes recuperar más ideas en la publicación Ideas para reciclar Ropa

Alimentación Ecológica

La elección de una alimentación ecológica es la adopción de un estilo de vida más saludable, y a su vez un mayor respeto por la naturaleza, aunque no todo en ella es idílico, pues se trata de un modelo alimentario alternativo, al menos hoy por hoy, lo que supone un sinfín de problemas a la hora de encontrar alimentos, sobre todo si además intentamos conseguirlos a buen precio.

En efecto, la alimentación ecológica engloba mucho más que la simple elección de algunos productos aislados de tipo bio, incluso incluyendo la certificación. Para que una dieta pueda considerarse ecológica, la gran mayoría de sus ingredientes han de serlo, desde la sal o el agua hasta la carne, frutas y verduras.

Se trata de un estilo de vida que idealmente abarca desde los mismos alimentos hasta su huella de carbono o, por ejemplo, la forma en la que los adquirimos, pues los envases de los alimentos a menudo son doblemente perjudiciales por resultar contaminantes y ser nocivos para la salud a consecuencia de sus componentes tóxicos.




Imagen de Verduras Organicas


Ventajas e inconvenientes


Sus precios prohibitivos o, si se quiere decir de otro modo, su mayor precio frente al de los alimentos convencionales, hacen que resulten caros. Son muchas las razones que lo hacen lógico, desde una menor productividad a consecuencia de una menor demanda, hasta los mayores costes de producción o, cómo no, su venta como producto gourmet.

Como hemos apuntado anteriormente, la dificultad para encontrar distintos productos en un mismo establecimiento hace que sea problemático hacer una compra unitaria, con el lógico inconveniente.

Imagen de Alimentos Organicos envasados en frescos de vidrio


Sin embargo, también hay muchas ventajas que hacen de la alimentación ecológica una opción diez para una alimentación más saludable y, de algún modo, no tan cara como pueda parecer.
Ello es así gracias al mayor componente nutritivo de los alimentos ecológicos, según concluye un reciente estudio publicado en la revista British Journal of Nutrition que presentó “pruebas abrumadoras” de ello, intentando dar por zanjado el eterno debate de la diferencia entre la alimentación tradicional y la bio.

Este estudio dejó patente que la agricultura ecológica era más beneficiosa para la salud, pues los productos orgánicos tienen más antioxidantes, menos pesticidas y tóxicos, ni utilizar transgénicos. Su conclusión es clara: el tipo de agricultura es decisivo si buscamos un producto más o menos saludable.


Imagen de Verduras, frutas, pollo y panificacion de origen organico

En definitiva, los cultivos orgánicos permiten obtener hasta un 69 por ciento más de compuestos antioxidantes, preventivos de enfermedades cardíacas, cáncer y otras patologías, señala el estudio. Y, desde un punto de vista práctico, mirando el bolsillo, resultan económicos si consideramos que nos permiten incorporar mayor cantidad de antioxidantes en la dieta sin tener que consumir calorías extra, gracias a esa mayor aportación de sustancias beneficiosas.

Un planeta más verde

Por otra parte, una alimentación ecológica ayuda al planeta, es decir, supone un valioso gesto en pro de la sostenibilidad, tanto en lo que respecta a la conservación de los recursos como a un menor despilfarro energético y de materias primas, lo que se traduce en una menor polución.
Además, no podemos dejar de mencionar esa parte más respetuosa con los animales, desde los que viven en libertad, -ya que colaboramos en la conservación de su hábitat-, hasta de los mismos animales de granja.

En este punto, un alimento ecológico puede ser sinónimo de mejores condiciones de vida para vacas lecheras o, por ejemplo, para las gallinas ponedoras, pues la normativa obliga a tomar una serie de medidas para que no estén hacinados, salgan al aire libre y tengan una alimentación orgánica.
Ilustracion de una Granja con pollo, vaca y cerdito


Del mismo modo, la agricultura ecológica emplea pesticidas químicos de forma mínima o incluso prescinde de ellos, y ello también beneficia al entorno en el que se encuentran los campos. Una interesante ventaja o beneficio está relacionado con la población de polinizadores, cuyas poblaciones están tremendamente afectadas a consecuencia de la agricultura tradicional.
Por contra, cuando la agricultura es ecológica, se crea un ecosistema eco-amigable, que finalmente no sólo respeta a abejas y demás polinizadores, sino a todo el ecosistema, pues no olvidemos que éstos son elementos clave de la cadena alimentaria.

Alimentación ecológica y vegetariana

Aunque la alimentación ecológica a menudo se asocia con un estilo de vida vegetariano, esto no tiene por que ser así. No necesariamente, al menos. Además de que el veganismo es un mundo muy amplio y heterogéneo, en realidad son dos cosas distintas.

Por lo tanto, aunque ser vegetariano suele significar ser ecológico, no toda alimentación ecológica es vegetariana, y ésta no es tampoco una fase superior, a la que haya que tender. Simplemente, se trata de una opción más.


Imagen de vegetales y verduras dispuestas de manera que representan una vaca

Es cierto que no puede negarse que un vegetariano contribuye especialmente al cuidado del planeta, ya sea vegetariano puro o un flexitariano, -su variedad más lithg-, e incluso a la sostenibilidad y al futuro de la humanidad, pues consumen poca o nada de carne, y ello es un factor fundamental contra la inseguridad alimentaria a nivel mundial.

Sin embargo, la alimentación ecológica es una cuestión distinta, referida fundamentalmente a un modelo alimentario que busca la calidad, la diversidad y consumir menos alimentos pero de mayor calidad sin que ello signifique atentar contra el planeta. Utopía en estado puro, pero que ya empieza a hacerse realidad.

Todo ello, dentro de un marco de sostenibilidad que aboga por un mundo mejor, incluyendo también un esquema de producción que tienda hacia un comercio justo, que respete tanto el entorno como al trabajador. En un futuro, quizá también se evolucione hacia el respeto a los animales de granja, si bien hoy por hoy es un asunto de minorías. Tiempo al tiempo…


Podes encontrar muchas recetas saludables en Los Vegetales en tu Plato.

En la próxima publicación les contamos 10 Consejos para un Entorno de Trabajo agradable. 

Planta tu Primer Árbol - En 10 sencillos pasos



En esta ocasión te enseñamos a plantar un árbol paso a paso.

Armamos esta pequeña guía para que puedas plantar correctamente un árbol por tu cuenta. Antes de hacerlo tomate un momento para elegir la especie y tomar ciertos recaudos. Buena suerte!

1- El primer paso es asesorarse sobre que especie es correcto plantar en su región y considerar el espacio futuro que ocupará el árbol.

2- Es importante que si ya tiene en su poder el árbol, y este dentro de una bolsa, a este le eche agua, para que de esta manera continúe compactada la tierra en las raíces. Esto debe hacerse una noche antes.

3- El tamaño del hueco y hoyo, debe ser al doble en ancho y hondo con respecto al árbol. Ejemplo: Si tu árbol se encuentra dentro de una bolsa de 15 centímetros de diámetro por 20 de largo, entonces deberá cavar un hueco de 30 centímetros de ancho por 40 centímetros de profundidad.

4- Ahora que está listo el hoyo para plantar el árbol, deberá cuidadosamente cortar la bolsa (maceta descartable) que contiene a su árbol, y evitar romper el pan de tierra que contiene a las raíces.

5- Procede a plantar el árbol, y vigila que el cuello de la raíz (zona donde ésta se une al tallo) no quede enterrado sino a ras de suelo. Si colocan tierra mejorada o abono (sugerimos orgánico) se debe poner aproximadamente unos 5-10 centímetros en la base del hoyo antes de plantar el árbol.

6- Debemos tratar que el árbol quede recto. Podemos colocar un tutor (recomendado en parques y veredas) a fin de proteger el árbol, señalizarlo y ayudarlo a que crezca hacia arriba. Puede colocarse 1,2 o 3 estacas dependiendo del tamaño del árbol y se recomienda atarlos con cinta de forma bien ajustada.

7- Procede a rellenar el hueco con el árbol ubicado en el hoyo. Es necesario que la tierra que servirá para rellenar, este totalmente libre de basura o piedras. Si tiene tierra en forma de terrón deben romperse.

8- Con el pie o el mango de la pala compacte suavemente la tierra recién colocada y realice una olla alrededor que permita la retención de agua de lluvia o riego.

9- Riega abundantemente.

10- Recuerda regarlo durante el primer año sobre todo en verano, eliminar la maleza que pueda sacarle humedad, protegerlo de las cortadoras de césped y las hormigas.

Como verás es nada complicado plantar un árbol, sólo hay que ser prolijo y ser consciente que estamos manipulando "vida". El paso acelerado de la tala de árboles y deforestación hace que sea fundamental contrarrestar ese accionar con nuestra participación plantando árboles. Nada me satisface más que hacerlo!!!

Después de conocer la experiencia contanos como te fue. 

domingo, 2 de noviembre de 2014

Huella Ecológica - ¿Qué significa?

Imagen de Huellas de 2 pies


La huella ecológica es el indicador que sirve pare medir el impacto ambiental generado por la demanda humana que se hace de los recursos existentes en los ecosistemas del planeta relacionándola con la capacidad ecológica de la Tierra de regenerar sus recursos.
Indicador es la medida que sirve para informar sobre la evolución de un determinado sistema. Los indicadores pueden medir las señales de forma cuantitativa o cualitativa. Su finalidad es aportar datos de la realidad de forma simple y clara.
Sostenibilidad es el nombre que se utiliza para definir el delicado equilibrio entre la productividad prolongada a lo largo del tiempo y el mantenimiento de la biodiversidad. Para medir el grado de sostenibilidad se utilizan distintos tipos de indicadores. Cada uno de ellos incide en un aspecto determinado sobre el medio ambiente, como por ejemplo, su estado, o evolución ante las medidas adoptadas.

Indicadores estado: Se encargan de medir los niveles de vegetación, desertización, cantidad de terrenos aptos para el cultivo, etc.– Indicadores respuesta: Miden los porcentajes de bosques sometidos a regulación, zonas protegidas, etc.
Por tanto los indicadores de sostenibilidad son herramientas que se utilizan para informar de la situación y evolución del medioambiente, ver como la actuación humana impacta en ella y buscar soluciones.
Indicadores impulso: Sirven para medir el grado y la intensidad de la tala de árboles en los bosques o la emisión de gases nocivos como el óxido de azufre o nitrógeno.

Se precisan grandes extensiones de cultivos para atender las necesidades básicas de la población. Esto provoca una degeneración del suelo, la paulatina desaparición de la biodiversidad y el ecosistema y la dependencia de sistemas de locomoción mecánicos ya que las distancias se vuelven mayores. Esta necesidad a su vez provoca que cada vez tengamos mayor dependencia de los derivados del petróleo y los combustibles de origen fósil.
Todo ello deja tras de sí lo que se conoce como huella ecológica que cada vez aumenta más y resulta más patente. Cualquier acción por mínima que sea, impacta de una u otra forma sobre el ecosistema.

En octubre de 2010, la red global de medición de la huella ecológica (Global Footprint Network) presentó el último informe elaborado a partir de los datos obtenidos en 2007, y sus conclusiones muestran una tendencia consistente y alarmante: se confirma un crecimiento continuo de la presión sobre los recursos biológicos.



¿Cómo se calcula la huella ecológica?
Realizar los cálculos del impacto ambiental que cada uno de nosotros provocamos de forma individual no es una tarea fácil. Sin embargo existen aproximaciones y métodos para realizar los cálculos de manera más o menos aproximada.
– Número de hectáreas que se necesitan para urbanizar
– Número de hectáreas que se necesitan para la producción alimentaria
– Número de hectáreas que se necesitan para procesar la cantidad de dióxido de carbono que emitimos
– Superficie marítima que se precisa para obtener pescado
La huella ecológica sería el resultado de la suma de estas variables y se expresa en hectáreas por habitante y año. Para realizar el cálculo se siguen dos pasos primordiales.

Se mide el consumo aparente a través de la siguiente ecuación:

Consumo = P (Producción) – E (Exportación) + I (Importación)

Se transforma el consumo aparente en superficie productiva en base a la siguiente ecuación:

Huella ecológica = C (Consumo) / P (Productividad)



De la comparación de ambos valores para una región determinada se deduce que si la huella ecológica es mayor que la biocapacidad, se genera un "déficit ecológico". Esto determina que tal exceso de consumo es posible a costa de utilizar recursos de otros territorios o en detrimento de las generaciones futuras.

A nivel mundial, el mayor porcentaje de la huella ecológica proviene del área boscosa necesaria para absorber las emisiones de dióxido de carbono, siendo éste de 53%, seguido por el área necesaria para cultivos con el 22%. Es de resaltar que los países considerados desarrollados poseen mayor incidencia sobre la huella de carbono, mientras que los países en vías de desarrollo lo hacen sobre la huella de cultivos. A su vez, la mitad de la biocapacidad mundial se concentra en ocho países, siendo Brasil el de mayor porcentaje con el 14.4%, seguido por China con 11%. No obstante, la huella ecológica de China supera su biocapacidad en un 100%, es decir, su déficit ecológico es exponencialmente mayor a su capacidad de renovación de los recursos naturales.

La biocapacidad total de Argentina es de 7.5 gHa por persona, ocupando el noveno lugar a nivel mundial, con el 2.5% de la biocapacidad total. La huella ecológica nacional se estima en 2.6 gHa por persona, representada en un 31% por la huella de cultivos y un 29% de área boscosa necesaria para absorber el dióxido de carbono emitido. Estos porcentajes señalan que la huella ecológica nacional alcanza en un 35% de la biocapacidad, por ende “financia ecológicamente” a aquellos países que se encuentran en déficit. 


Consejos para reducir la huella ecológica

– Consume con moderación. Las compras compulsivas hacen que aumente la presencia de residuos. Al consumir menos colaboras con el medio ambiente y además ahorrarás.
– Cambia las bombillas y electrodomésticos por otros de bajo consumo.
– No malgastes el agua. Utiliza la lavadora cuando esté llena y a la menor temperatura posible.
– El desagüe no es el lugar idóneo para arrojar el aceite usado o productos contaminantes.
– Recicla todo lo que puedas y compra papel reciclado y sin cloro para evitar el incremento de las emisiones de CO2 y la tala de árboles.
– Los productos tóxicos o peligrosos han de ser llevados al punto limpio para ser eliminados convenientemente.
– Siempre que sea posible es preferible comprar productos autóctonos. Hay que recordar ir siempre provisto de bolsas para las compras.
– Lo más adecuado, además de saludable, es caminar o utilizar la bicicleta o el transporte público como alternativa al vehículo particular. Si no hay más remedio que utilizarlo, lo más ecológico es compartirlo con otras personas para ir al trabajo o en trayectos habituales.
– Evita el uso de productos desechables como maquinillas, servilletas de papel, etc. 



Para finalizar los invito a que calculen su "huella ecológica" visitando http://www.tuhuellaecologica.org/

Allí encontrarán 4 interesantes encuestas sobre los consumos de ENERGÍA, AGUA, TRANSPORTE Y RESIDUOS. Tomense unos minutos para hacerlo porque ayuda a evaluarnos y tomar conciencia de nuestros hábitos. Además, al final de cada encuesta nos brindan un "Análisis de tu Caso" donde resaltan los buenos hábitos, objetan los malos y te brindan consejos para mejorar.

Espero que les se de utilidad...

miércoles, 29 de octubre de 2014

"Fábrica Orgánica" Las composteras urbanas que marcan tendencia

En la Semana del Compostaje te contamos de qué se trata la "La Fábrica Orgánica" y los beneficios de las composteras urbanas...

Anuncio Semana del Compostaje del 18 al 26 de Octubre


La Fábrica Orgánica es un método de compostaje urbano que ofrece una solución para que nuestros residuos orgánicos continúen su ciclo natural, evitando la contaminación y alimentando las plantas de nuestros balcones y jardines.

El sistema fue inventado por la bióloga Sonia Cabrera, que hizo la orientación Ecología en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA y que, con esos vaivenes de la vida, ha terminado por engendrar una idea muy original y efectiva para tratar los residuos orgánicos en la ciudad.

La Fabrica Orgánica consiste en 3 compartimentos. Dos -los superiores- son para compostar y el último es para colectar lixiviados.
Foto de los cajones plasticos
Se comienza agregando nuestros residuos vegetales de la cocina en uno de los cajones. Con el tiempo éste se va a llenar y debe cerrarse durante un mes para que complete el proceso y obtener un buen humus (que se pasa a la posición intermedia). Es durante ese tiempo que seguimos compostando en el cajón superior. 
Pasado el mes, se saca todo el compost de la caja, se lo separa de las lombrices, estas vuelven al cajón y el humus está listo para usar. 
El lixiviado que se obtiene semanal o quincenalmente, se diluye en agua y se riega las plantas ya que se utiliza como fertilizante dando EXCELENTES resultados (especialmente para aquellas que viven en macetas y que por lo general carecen de nutrientes).




Ilustración de la ComposteraBeneficios:


  • Reducimos la basura que tiramos
  • Producimos abono de la mejor calidad para nuestras plantas del hogar
  • Ahorramos dinero en fertilizantes
  • Aprendemos sobre nuestra alimentación

¿Cómo?

La Fábrica Orgánica pone a nuestro servicio el trabajo de las lombrices californianas. Cada Fábrica Orgánica viene con una cantidad inicial de lombrices que se irá incrementando a medida que les demos nuestros residuos orgánicos. A cambio ellas nos darán compost y bio-fertilizante.


Que SE PUEDE colocar en la Fábrica Orgánica:
-
Restos vegetales crudos, de frutas o verduras. Hojas, cabos, ramas, semillas, cascaras, pulpa.

-Alimentos cocidos si no fueron fritos ni condimentados. Cáscaras de huevo.
-Borra de café, yerba mate, saquitos de té.
-Material seco: Papel (madera, de cocina, de oficina), cartón de embalar pizzas, contenedores de huevos, aserrín, hojas secas, paja.


Que NO SE PUEDE colocar en la Fábrica Orgánica:
-Ningún resto animal: grasa, carne o huesos.
-Cáscaras de cítricos ni cítricos en exceso. Tampoco cebolla u ajo en exceso.
-Aceites, lácteos.
-Papel higiénico usado
-Excrementos de animales domésticos.
-Colillas de cigarrillos.

"¿Por qué mi compostera no larga ningún líquido?"

Foto de la Compostera ubicada en un patio de casa
Nada de que preocuparse. Sobretodo en los primeros meses cuando el metabolismo general de la compostera es bajo (y aún más si empezamos en invierno) es normal. Obtener líquido depende de la calidad y cantidad de alimentos que estemos ingresando y la cantidad de material seco que agregamos. 
Es cuestión de tiempo, cuando ya haya una buena población de lombrices y una gran capacidad de descomposición, el fertilizante líquido va a lixiviar al cajón colector. Asegúrense de revisarlo!

Fuente:  "Fábrica Orgánica" . Los invito a visitar el blog oficial donde encontrarán el Manual de Uso completo. Descargar Manual de la Fábrica Orgánica.

Para ampliar el tema también pueden visitar ¡3 Sencillos pasos para fabricar compost!!

Y como dato adicional les cuento que las composteras son comercializadas en la mayoría de las páginas de venta on line.

viernes, 24 de octubre de 2014

Tips Eco Niños!!!! Cómo generar la conciencia ecológica en los niños

Durante décadas se ha hablado de que el planeta requiere personas con un mayor grado de conciencia ecológica que permitan ayudar a preservar el megahogar donde todos habitamos. Se han gastado miles de millones de dólares en campañas publicitarias masivas, muchas de las cuales no han logrado su objetivo, ya que están dirigidas a un complicado segmento -el de los adultos- el cual no está llano o no resulta fácil cambiar sus hábitos. Casi en silencio, otros han apuntado a un nicho que podría modificar todo este escenario negativo y convertirlo en un auspicioso futuro para el planeta: los niños.

LA FAMILIA, EL CENTRO DE TODO

En los padres radica la gran misión de educar a sus hijos de la mejor forma posible. Es así como en el seno familiar se inculca todos los valores personales que nos distinguen a cada uno de los seres humanos. Por ello, no resulta extraño  comprobar que esta es la mejor etapa donde pueden inculcarse hábitos ecológicos en los niños.

Con un mundo cada vez más deteriorado, hoy estamos viviendo una era de claros peligros ambientales para el planeta. Es vital entonces tomar medidas urgentes y drásticas que permitan frenar y superar la crisis medioambiental en que nos encontramos, por ello da sentido internalizar que una de estas acciones es -precisamente- poner el acento en la educación integral de quienes heredarán mañana el planeta: los niños.

Por eso quiero  compartir algunos sencillos puntos que podrían servir de base para generar una política más sustentable en lo que a educación infantil se refiere, pero que sirve de excelente punto de partida para lograr un futuro más amigable para un planeta que ya no da más.

Foto de Familia sonriendo
TIPS PARA LOGRAR NIÑOS MÁS ECOLÓGICAMENTE EDUCADOS

1.- “Guaguas Verdes”:
Foto nena cosechando en huerta organicaAntes de que sean plenamente conscientes del medio ambiente que les rodea, podemos ir inculcando desde la más tierna infancia el cuidado por el planeta. Hay que acostumbrarlos a usar pañales de tela o ecológicos, o ropa de bebé orgánica, que permita mantener guaguas libres de químicos, como asimismo acostumbrarlos que sus alimentos sean de origen orgánico.


2.- Casas Ecológicas:
Foto de Juguete de madera
Enseñarles a los hijos a preferir productos de limpieza no tóxicos, es un muy buen comienzo para lograr el cambio mental. Para los más pequeños, optar por juguetes de madera -ojalá reciclados- por sobre los productos  plásticos fabricados en serie, también sirve para este proceso. Para los mayores, es vital invitarlos a un recreo lejos de los aparatos tecnológicos y salir a descubrir lo que la naturaleza nos ofrece. Es urgente reeditar los juegos de las plazas, las caminatas o redescubrir la naturaleza, todo ello redundará en lograr un niño con fuertes raíces ecológicas.




3.- Regalarles una planta o las semillas de un árbol para que la cuiden:
Foto de Mama con nena plantando un árbol
El simple hecho de obsequiarles una planta o un futuro árbol, con las debidas indicaciones para su cuidado, hará maravillas en un niño ávido de saber porqué crecen, como es su ciclo de vida y todos los beneficios que esto pueda entregarles. Al lograr que se interese por ello, hay muchas posibilidades de contar con un futuro defensor de un mundo más verde e interesado por la reforestación.

4.- Enseñar el ahorro de la energía y el agua:
Imagen de grilla con consejos para el cuidado del aguaUna excelente lección que puede inculcárseles a los niños, es animarlos a apagar y desenchufar luces y aparatos electrónicos que no estén en uso. Mostrarles las cuentas y los gráficos de consumo de electricidad que allí aparecen antes y después de este ejercicio, es una excelente fórmula para lograr que asuman un estilo de vida más amigable con el medio ambiente. Incentivarlos también a cerrar la llave del agua cuando se lavan los dientes, evitar tirar de la cadena sin razón o tomar duchas cortas, serán lecciones de vida que jamás debieran olvidar.


5.- Aprender a reciclar.

Ilustración de Mama con nene separando los residuos
El reciclaje es una actividad accesible para los más pequeños de la casa. Generar el hábito de utilizar elementos reciclados en diversas situaciones, crea conciencia y estimula la creatividad. Recoger y separar latas, saber identificar los distintos colores de los contenedores de desechos, son sencillas tareas que ayudan a forjar un futuro hombre o mujer con alto grado de conciencia ecológica.


 6.-  Aprender a respetar a los animales:
Foto de Nene sonriendo atraves de una pecera
Los niños deben entender que las mascotas no son desechables. Un perro o gato, no sólo necesitan caricias y alimentos, sino también respeto como ser vivo. Deben saber qué tipo de alimentos son beneficiosos y cuáles no, inculcarles el aseo del lugar donde vivirá, preocuparse de su salud integral y llevarlo a pasear en forma periódica, sin olvidar recoger sus deposiciones, son parte de los deberes que significa amar y respetar a un animal. Paseos periódicos por el campo o lugares donde exista fauna silvestre, le servirán al niño para entender que toda forma de vida es importante y que tiene un sentido y lugar en este planeta
7.- Aprender a leer las etiquetas:
 Ilustración de Productos del Hogar Ecológicos y TóxicosEnseñar a los niños a aprender el beneficio de leer las etiquetas de los alimentos, es impagable. Resulta altamente beneficioso saber desde muy pequeño poder identificar los ingredientes que son dañinos para la salud y el medio ambiente. De esta forma, se puede discernir y escoger para uso propio o de entorno,  productos ecológicos o amigables con el medio ambiente.

Estos sencillos tips destinados a forjar en nuestros niños (una generación más pareada con el tema ecológico), se convierten en un deber llevarlos a cabo para inculcar las bases del cambio hacia un planeta más sustentable y mejor para todos.

viernes, 10 de octubre de 2014

Buenas Noticias!!! La Capa de Ozono está Recuperándose

No todo son malas noticias en torno al cuidado de nuestro planeta. Según un reciente estudio de la ONU, la capa de ozono está recuperándose después de años de abusos. Todo un logro que anima a seguir luchando para detener el calentamiento global, otro de los grandes peligros que nos amenazan.

Como es sabido, la capa de ozono es la parte de nuestra atmósfera que bloquea la luz ultravioleta emitida por el sol, y no es menos conocido que algunos productos químicos, como los clorofluorocarbonos (CFC) estaban acabando con ella. En 1987, el Protocolo de Montreal minimizó el uso de estos productos químicos que agotan el ozono mediante la prohibición de un centenar compuestos, y el resultado no ha podido ser mejor: se está revirtiendo el daño causado.


Se calcula que a finales de siglo la estratosfera estará libre de CFC, y con su ausencia, la capa de ozono se reparará de forma espontánea. Así, si el tan traído y llevado agujero de ozono que se produce sobre la Antártida alcanzó un máximo de 7 millones de kilómetros cuadrados en septiembre del año 2000, -el mismo tamaño que en 2011 y 2012-, está contrayéndose.

El estudio fue realizado por 300 científicos de distintos países para las Naciones Unidas, y publicado en el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización Meteorológica Mundial de las Naciones Unidas (OMM).


Imagen Satelital de la Capa de Ozono

Recuperación en 2050

De seguirse así de bien, la recuperación total de la capa de ozono se espera a mediados de siglo.
Aunque se haya reducido drásticamente la emisión de CFC, los efectos tardan en verse, pues una vez estos gases llegan a la atmósfera tardan décadas en abandonarla, por lo que restablecer las concentraciones de ozono estratosféricos a los nivles de 1980 no será antes del 2050.

Imagen del Planeta en colores segun el calentamiento global


Además de sus beneficios sobre la capa de ozono, el Protocolo de Montreal tiene “un enorme beneficio colateral” en el detenimiento del ritmo del calentamiento global, dice David Doniger, director del departamiento ambiental de la oficina del Consejo de Defensa de Recursos Naturales en Washington. Ello es así porque los gases del Protocolo de Montreal también prohibieron una serie de gases nefastos que contribuyen a aumentar el efecto invernadero.

 
Imagen de Aerosol aplicado sobre el planeta tierra


El resultado es tremendamente significativo, pues gracias a su prohibición se ha logrado una ralentización del ritmo de calentamiento que es unas cinco veces mayor que el se hubiera conseguido con una plena aplicación del Protocolo de Kioto, cuyo objetivo no es otro que combatir el cambio climático.

Combatir el cambio climático

“Es una gran historia de éxito ambiental”, dijo el Secretario General de la OMM, Michel Jarraud, un logro internacional que debería animarnos a reaccionar del mismo modo con respecto al cambio climático. “Todavía estamos a tiempo de detenerlo si demostramos el mismo nivel de urgencia y unidad”, concluyó.


Imagen Puesta del Sol sobre el mar


Sin embargo, el desafío es muy distinto. Si bien la lucha contra el aumento del agujero de la capa de ozono tiene un gran mérito, también hay que tener en cuenta que era un objetivo concreto, muy específico. Por el contario, combatir el calentamiento global implica una serie de elementos básicos, sobre los que descansa la actual economía, especialmente el uso de combustibles fósiles.
Aún así, no debe tirarse la toalla, porque en ambos casos las consecuencias son dramáticas, hasta el punto de constituir una motivación suficiente como para avanzar en el caballo de batalla actual: el logro de un acuerdo internacional vinculante. Quizá en la cumbre climática de París cambien las cosas para que no lo haga el clima…



Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More